Sala de Prensa

PIME Menorca reclama al Govern y al CIM seguimiento y vigilancia en las medidas que adopte Red Eléctrica y Endesa

14/12/2018 Solicita agilidad en la respuesta a las reclamaciones realizadas por los usuarios.

Los acontecimientos vividos en la isla de Menorca debido al paso de un “cap de fibló”, el pasado 28 de octubre, que provocó la caída de dos torres de Red Eléctrica supuso para más de la mitad de Menorca un corte en el suministro eléctrico de casi tres días y ha provocado la mayor de las alarmas en materia energética que ha padecido nuestra isla.

Fueron muchos los ciudadanos que sufrieron las consecuencias de estar desabastecidos energéticamente durante muchas horas, pero también los empresarios han padecido las consecuencias, que van desde la pérdida de productos perecederos hasta la pérdida de beneficios por mantener su actividad paralizada durante varios días.

La situación vivida nos reafirma como una de las islas con mayor precariedad energética que hace tiempo esta Federación viene denunciando, especialmente desde la desconexión producida hace más de una año con la supresión del suministro mediante el cable de conexión con Mallorca.

Los empresarios ponen de manifiesto la preocupación y el desosiego por la envergadura que el hecho de no contar con más alternativa energética que la central eléctrica supone para el mantenimiento de la actividad económica en Menorca. Los empresarios no pueden estar al albur de acontecimientos como los pasados sin contar con mecanismos, infraestructuras e inversiones que garanticen un suministro constante de energía eléctrica.

Ha quedado patente que una contingencia como la ocurrida no había sido tenida en cuenta y el plan que debía cubrirla no contemplaba todos los mecanismos necesarios, no sólo para evitarla si no para reconducirla en el momento de producirse.

En el momento actual lamentablemente Menorca se encuentra en la misma situación que la existente antes de que pasara el “cap de fibló”. Sin otra vía de suministro que la central eléctrica y, que se conozca, ningún plan de contingencia que pueda evitar o subsanar una situación como la vivida o peor.

Existe un desánimo empresarial propiciado por que ninguna de las entidades implicadas en la garantía del suministro, especialmente Red Eléctrica, este respondiendo ante el incumplimiento de las obligaciones definidas en la Ley del sector eléctrico, que no son más que la de garantizar el suministro eléctrico y su continuidad, prestar una servicio de calidad y satisfacer la demanda existente. Los empresarios no están recibiendo respuesta a sus peticiones ni de la entidad Red Eléctrica ni de las compañías comercializadoras de energía. Y no se trata sólo de la compensación por los daños sufridos, sino por la falta de consideración que debería tenerse con una población y unos empresarios que ven con temor que existan de nuevo cortes en el suministro eléctrico.

PIME Menorca ha reclamado al Govern y al Consell Insular que exija respuestas a las entidades responsables de esta situación. Instando al Govern para que realice todas las gestiones, bien informativas, bien punitivas que exijan a la entidad Red Eléctrica a que cumpla con la Ley del sector eléctrico, estableciendo todos los mecanismos y realizando todas las inversiones necesarias para garantizar la continuidad y la calidad del suministro eléctrico. Asimismo reclaman el establecimiento de un sistema de vigilancia extrema en la garantía de que se cubran todas las contingencias y que cada una de las acciones previstas se ejecute en el mínimo plazo posible.

Además también han solicitado ser puntualmente informados sobre los planes de contingencia y emergencia que tanto Red Eléctrica como la compañía Endesa desplieguen en nuestra isla para garantizar que todas las contingencias, por imposibles que parezcan, queden cubiertas.

De la misma forma PIME Menorca se ha dirigido a Red Eléctrica y a Endesa para que agilicen las reclamaciones recibidas de sus usuarios, realicen cuantas inversiones y actuaciones sean necesarias para evitar un desastre similar y que pongan en conocimiento de la Federació sus planes de contingencia.

El malestar del empresariado por la falta de responsabilidad de todos los agentes implicados en la determinación y salvaguarda de los intereses empresariales, no tan sólo estimados por las pérdidas ocasionadas por el corte de suministro eléctrico, sino  también por la necesidad de garantizar que no vuelva a ocurrir, debe traducirse en una respuesta rápida a las peticiones realizadas.

Compartir:
Archivo de noticias
Top