Sala de Prensa

Una temporada apagada

15/11/2018 Únicamente un 12,96% de las empresas encuestadas ha conseguido aumentar su facturación en relación a 2017.

Este 2018 no podía tener un final más trágico que el corte de suministro eléctrico sufrido en gran parte de la isla durante más de 50 horas. El apagón coincidió con los últimos turistas que nos visitaron durante el periodo oficiosamente conocida como temporada turística.

En octubre la encuesta de seguimiento de la temporada turística que PIME Menorca realiza a una muestra de más de 250 empresas menorquines de diferentes sectores (comercio, restauración, náutica, viviendas turísticas vacacionales, alquiler de vehículos y agroturismos), efectuó su última oleada mensual junto a una consulta sobre la valoración global de la temporada.

Un 60,73% de las empresas encuestadas realiza una valoración negativa de su actividad turística durante este pasado verano. Las expectativas iniciales eran muy superiores a los resultados finalmente obtenidos por las pequeñas y medianas empresas menorquinas turísticas. Únicamente un 12,96% ha conseguido aumentar su facturación en relación a 2017. Y la peor parte se la han llevado los sectores de alquiler de vehículos y comercio.

El siguiente cuadro resume los resultados obtenidos. ¿Cómo ha evolucionado su facturación de la temporada turística 2018 con respecto a la del año pasado? Porcentaje de empresas que ha ido respondiendo en un sentido u otro.

Total sectores

Mayo ‘18

Junio ‘18

Julio ‘18

Agosto ‘18

Septiembre ‘18

Octubre ‘18

Valoración global

Aumenta

14,12%

16,54%

11,63%

15,48%

12,60%

15,90%

12,96%

Igual

23,28%

31,10%

27,91%

32,54%

33,46%

39,33%

26,32%

Disminuye

62,60%

52,36%

60,47%

51,98%

53,94%

44,77%

60,73%

Los resultados de esta encuesta que realiza PIME Menorca desde 1997, han sido corroborados en esta ocasión por los últimos resultados publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el gasto por turista. La encuesta INE desglosa el gasto por partidas, transporte internacional, alojamiento, manutención actividades y otros gastos (comercio, alquiler de vehículos, entre otros).

En Menorca el gasto en alojamiento en este 2018 se ha incrementado durante toda la temporada en casi un 9%, en cambio en manutención el gasto ha disminuido en algún mes hasta cerca de un 5%. Al igual que los gastos en comercio y alquiler de vehículos que ha disminuido incluso en un 12% en el mes de agosto.

Confirman estos datos INE que nuestros visitantes han pagado más por su alojamiento y han gastado menos en los sectores de servicios turísticos de empresas locales.

Múltiples causas pueden explicar la situación vivida durante esta temporada turística, y es la suma de todas ellas y otras las que seguramente ha provocado el descenso de la actividad turística experimentado en 2018.

La temporada 2017 fue excepcional en el conjunto de las últimas temporadas. El año pasado fue un espejismo con turistas cuyo destino originario no era Menorca, sino que países como Turquía, Egipto y Túnez estaban aún despertando. El factor precio para un elevando segmento del turismo es muy relevante a la hora de tomar su decisión de pasar las vacaciones.

Además, en cuanto a nuestro principal mercado británico desestacionalizador, tenemos el anunciado y temido “Brexit”. La bajada de la libra les hace ser más conscientes de la necesidad de controlar el gasto en vacaciones y, por tanto, seguir viajando pero decantarse por viajes más asequibles. Además, en el caso de Menorca hay que añadirle nuestro “brexit particular”, la quiebra de Monarch. Compañía aérea que siempre incluía plazas utilizadas por turoperadores y que no ha suplido ninguna otra compañía durante el verano.

De mayo a octubre se han perdido algo más de 59.000 británicos, el 10% de este mercado. En total se han perdido 69.473 turistas extranjeros, el 7,6% de los que nos visitaron ahora hace un año.

El mercado nacional, en cambio, muestra datos positivos. Con los datos facilitados por el aeropuerto se ha incrementado el pasaje en 61.339 personas, pero, aunque todavía es pronto, debe tenerse en cuenta el efecto 75% de bonificación para residentes.

Capítulo aparte merece las consecuencias negativas que ha provocado de cara el turismo la prohibición de facto del alquiler turístico en Menorca con su zonificación. La regulación ideada desde el Consell Insular de Menorca ha conseguido lo que pretendía, limitar el crecimiento de este sector. Se fomenta el crecimiento de plazas en establecimientos hoteleros en las poblaciones y se restringe el de estancias.

La prohibición del alquiler turístico ha provocado también que la renta disponible de las familias particulares menorquinas, provenientes de la actividad turística, haya descendido. Esto lleva aparejada una bajada en el consumo real y la disminución de la inversión local vinculada al ahorro. El empobrecimiento de Menorca y sus habitantes. La redistribución y socialización de las rentas turísticas entre todos los menorquines no parece ser suficiente argumento para los actuales responsables políticos.

Recordamos que a todo ello hay que sumarle una serie de decisiones tomadas en el ámbito de Menorca y que consideramos que no favorecen en absoluto a que el destino Menorca se consolide en los mercados emisores ya que no se emite un mensaje de bienvenida ni invita a fidelizar a nuestros visitantes: la creación del impuesto turístico y la subida operada a partir de esta temporada, el cierre del acceso público a algunas playas como Macarella o Favàritx, el deplorable estado de la carretera general en obras desde hace más de cuatro años, la falta de inversiones en infraestructuras en las urbanizaciones, el estado en el que se encuentran muchas playas, sin arena y sin limpieza, la falta inicial de servicios de socorrismo y de hamacas y servicios, la limitación que impone el decreto de posidonia para que los navegantes puedan acceder a zonas costeras, la obligación de sustitución de vehículos de alquiler por eléctricos sin contar con las repercusiones para las empresas locales,…

Resultados de la encuesta de la temporada turística 2018 por sectores:

Valoración global

Agroturismo

Alquiler de vehículos

Comercio

Cafeterías, bares y restaurantes

Viviendas turísticas vacacionales

Empresas náuticas

Aumenta

33,33%

4,17%

7,84%

11,48%

27,78%

21,88%

Igual

22,22%

8,33%

22,55%

40,98%

22,22%

28,13%

Disminuye

44,44%

87,50%

69,61%

47,54%

50,00%

50,00%

  • Agroturismos: Refleja el mejor comportamiento sectorial respecto a 2017. Un tercio de las empresas del sector ha aumentado su facturación.
  • Alquiler de vehículos: El porcentaje de empresas con menor facturación se eleva hasta el 87,50%. El peor de los seis sectores encuestados. Su pasada inclusión en el ámbito de la Ley de Turismo autonómica ha supuesto un incremento de obligaciones sin que sus verdaderos problemas se solucionen.
  • Comercio: Los datos de consumo siguen en descenso siendo el segundo peor en cuanto a resultados (69,61% de empresas con menos ventas que en 2017). Preocupante comportamiento en una de las principales actividades económicas y la generadora de un mayor número de personas asalariadas según los datos de la Tesorería de la Seguridad Social (media de 5.800 de personas afiliadas en Menorca en 2017, sobre un total de 22.648).
  • Cafeterías, bares y restaurantes: Sector muy afectado por la restricción del alquiler turístico, y especialmente este año con la disminución del turismo británico. Un 88,52% ha disminuido o mantenido su facturación de 2017. Las empresas se siguen preguntando (sin respuesta) si en la anunciada, aunque nuevamente improbable, regulación del “todo incluido”, el Govern de les Illes Balears será tan valiente y prohibitivo que con su regulación limitativa del alquiler turístico.
  • Viviendas turísticas vacacionales: Sector que con respecto a hace 12 meses ha empeorado y mucho. Del 52,98% de las empresas que en 2017 realizaban una valoración positiva de la temporada, se ha pasado únicamente al 27,78% en este 2018. Con las reglas de juego fijadas sigue habiendo aún más impedimentos que dificultan su desarrollo.
  • Empresas náuticas: Sector con entidad suficiente para que empiece a tener un espacio propio en el ámbito de la promoción turística. Las cifras de julio y agosto fueron mucho mejores. La climatología adversa de este final de temporada no le ha beneficiado.

En cuanto a la temporada 2019, a día de hoy parece reconocerse la estabilización en el flujo de llegadas, y no se augura que la próxima temporada pueda superarse a la que acaba de concluir. El propio Gobierno ha rebajado nuevamente su previsión de crecimiento económico para 2018 y para 2019, en un contexto de desaceleración del global de la economía española. La creación de empleo se ha moderado y los índices de confianza de consumidores y empresarios ha regresado a cifras de meses atrás.

Regresando a Menorca preocupa la corriente existente de aversión hacia la actividad y el sector turístico. Es necesario enviar mensajes a nuestros posibles visitantes de que serán bienvenidos y bien acogidos, no lo contrario. Y la promoción turística debe ir ligada a los agentes económicos como conocedores inmediatos de las demandas, necesidades y que pueden aportar conocimiento a las decisiones.

Pueden consultarse los datos completos de la encuesta sobre la temporada turística 2018 y los resultados de meses y años anteriores a través de www.pimemenorca.org/estudios/encuesta-temporada-turistica.

MÁS INFORMACIÓN
Compartir:
Archivo de noticias
Top