Sala de Prensa

La temporada sigue contenida

11/06/2018 El 62,60% de las empresas encuestadas ha reducido su facturación del pasado mes de mayo con respecto al año pasado.

El inicio real de una nueva temporada turística sigue contenida a la espera que durante los próximos días y semanas, coincidiendo con las fiestas de Sant Joan, se pueda experimentar un incremento generalizado en su actividad.

Como cada año, desde 1997, PIME Menorca ha iniciado la encuesta que permite conocer, mes a mes, la opinión de los pequeños y medianos empresarios turísticos menorquines respecto a la temporada turística.

Un 62,60% de las empresas encuestadas ha reducido su facturación del pasado mes de mayo con respecto al mismo mes del año pasado. Un 23,28% se ha mantenido igual y un 14,12% ha logrado aumentar su facturación.

El sondeo se realiza a una muestra de más de 250 empresas de diferentes sectores (comercio, restauración, náutica, viviendas turísticas vacacionales, alquiler de vehículos y agroturismos).

Las estadísticas de previsiones en la llegada de turistas vía aeropuerto ya auguraban hacen unos meses un descenso de visitantes. A pesar del efecto “canario” en la ruta interislas por el incremento del descuento de residente suavizando la bajada, las expectativas mínimas depositadas en este inicio de la temporada no se han visto cumplidas, ni de lejos, para muchas de las empresas de servicios turísticos. Y más cuando en relación a la encuesta del año pasado 2017 se percibía un leve repunte en el primer tramo de temporada baja y titulábamos “Se mejora el mayo de 2016”.

Este año la Semana Santa además cayó en fechas muy tempranas y no tuvo el efecto de ayudar al arranque de la actividad turística en la isla de Menorca.

Por sectores, y atendiendo a los gráficos que se adjuntan, se observa un patrón demasiado similar en todas las actividades. Algo que no resulta muy habitual y que demuestra que se trata de una situación que por desgracia es generalizada y que obedece a motivos transversales que afectan a todos los sectores.

Los visitantes sufren en primera persona dificultades de movilidad y se traslada inmediatamente a las redes sociales y privadas, provocando un daño en la imagen del destino a las puertas de los meses de máxima actividad, julio y agosto. Las críticas en este sentido se centran en la carretera ME-1, donde se producen ahora cortes parciales que no se han realizado en los meses de invierno, y en los accesos a las playas del sud de Ciutadella, donde el Consell Insular de Menorca lleva dos años adoptando distintas medidas y lo único que hace es trasladar los problemas de falta de aparcamiento de un lugar a otro, manteniéndose, eso sí, las retenciones que argumentan las mismas.

En cuanto a la carretera general hay que añadir que el tramo Alaior – Maó lleva más de 4 años con limitaciones de tráfico por obras. El consenso creemos que si es unánime en que, sea o lo sea, hay que hacerlo ya.

La reputación del destino Menorca también ha empeorado, y mucho, como consecuencia de las propuestas y limitaciones al alquiler turístico. El mensaje que se ha lanzado, alentado en gran parte por las propias administraciones,  es que se trata de la figura de alojamiento causante de toda clase de males y perjuicios de la isla. Y es todo lo contrario. La oferta de viviendas y estancias turísticas ha sido, es y será buena para Menorca y para su población local. Diversifica la oferta turística existente en la isla, haciendo el destino más competitivo y redistribuyendo la renta turística generada entre todos los menorquines. Muchas familias menorquinas han podido disfrutar de sus frutos.

Desde PIME Menorca no nos cansaremos de insistir en la necesidad de potenciar el alquiler turístico en la isla para favorecer la redistribución de la renta turística entre todos los menorquines y apoyar a los sectores productivos e industriales locales.

Las personas que optan para este tipo de alojamiento benefician directamente, sin ningún género de duda, a un gran número de sectores empresariales y empresas menorquinas, ya que es un tipo de cliente que demanda con mucha mayor asiduidad otros servicios turísticos distintos del alojamiento (alquiler de vehículos, comercios, restaurantes, supermercados de alimentación,…).

La limpieza de playa ya fue uno de los parámetros con peor evolución del recién estudio publicado por PIME Menorca sobre el estado de las urbanizaciones al inicio de la temporada. Ahora vuelve a relucir ya que también centra las críticas de aquellos establecimientos ubicados en zona de costa que parecen haber sufrido con más intensidad el descenso de actividad. Las playas son uno de los principales recursos, por no decir el primero, por los que muchos eligen Menorca para pasar sus vacaciones y descansar, y esto no puede perderse de vista.

Siguen haciéndose constar la preocupación por los problemas de conexión aérea con la isla. Pero en esta ocasión principalmente por el efecto que tienen, a corto y medio plazo, las noticias de retrasos y cancelaciones para próximas reservas.

Por sectores, a raíz de los resultados obtenidos, pueden extraerse las principales valoraciones, entre otras:

  • Comercio: La excepcionalidad de la situación actual hace que incluso sea el sector dónde el porcentaje de empresas que han facturado más que mayo de 2017 sea superior, un 17,44%. Por el contrario durante los últimos años era la actividad que sufría más directamente el descenso de consumo de los turistas.
  • Empresas náutica: Una climatología que no ha acompañado durante el mes de mayo ha provocado que se hayan resentido todos los servicios relacionados con la mar. Para la mitad (50%) este mes mayo es peor que el de 2017.
  • Agroturismo: Comportamiento poco habitual en un tipo de alojamiento que se ha caracterizado por lo general durante los últimos años por una evolución mejor al resto de sectores. Un 57,14% de los agroturismos ha bajado su facturación el mes pasado.
  • Viviendas Turísticas Vacacionales: El otro sector de alojamiento que siempre mostraba un comportamiento más que aceptable y en crecimiento. Cifras como el 46,67% de empresas disminuyendo facturación en mayo de 2018 no se recogía en este sector desde 2014.
  • Alquiler de vehículos: Como sector servicios las pequeñas y medianas empresas menorquinas sufren igual la caída respecto del año pasado. En el primer mes de encuesta un 65% ya ha facturado menos que en 2017.
  • Cafeterías, bares y restaurantes: Como han cambiado las cosas de hace un año. En mayo de 2017 se rozó el 50% de empresas que declaraban más ventas de mayo de 2016. Ahora el 14,81%.

Pueden consultarse los datos completos de la encuesta sobre la temporada turística y los resultados de años anteriores a través de www.pimemenorca.org/estudios/encuesta-temporada-turistica.

MÁS INFORMACIÓN
Compartir:
Archivo de noticias
Top